A ver cómo digo esto., Retos y dudas existenciales

Sobre libros de youtubers y la magia del marketing.

Desde siempre se han publicado libros de celebridades, primero fueron actores, arquitectos, políticos, deportistas, personalidades televisivas (no olvidemos que en este país la biografía de Belén Esteban encabezó la lista de mejor vendidos durante mucho tiempo)…que pretendían contagiarnos su modo de vida o sus ideas, hacernos recapacitar, darnos una dosis extra de cotilleo o simplemente vender, y como consecuencia lógica del mundo globalizado, eternamente conectado y permanentemente alerta de nuevo contenido y ganas de indagar en vidas ajenas han llegado los libros de las nuevas celebridades: los youtubers.

Los youtubers son personas que se dedican (profesionalmente o como hobby) a crear contenido para la plataforma de vídeos YouTube y que poco a poco han conseguido convertirse en los nuevos modelos o influencuers, personas a las que muchos admiran ya sea por las habilidades que muestran frente a la cámara, sus personalidades o su estilo de vida. Hasta aquí todo normal, en principio nada de esa definición les diferencia de los actores o demás personalidades a los que estamos acostumbrados en la pequeña o gran pantalla pero sin embargo, día tras día estos creadores de contenido se rodean de más y más polémica. Las marcas patrocinando (muchas veces de forma oculta) los vídeos, la publicidad, la monetización del contenido…y lo que nos interesa ahora: los libros.

Recuerdo que cuando salió el primer libro de ElRubius, uno de los youtubers con más seguidores del mundo nada más y nada menos mucha gente se lo tomó a broma pero cuando un libro de retos, bromas y más bien poco contenido se convirtió en pocos días en un bestseller a nivel nacional saltaron todas las alarmas y las editoriales se frotaron las manos. ¿Cómo no se nos había ocurrido antes? En un mundo en el que la imagen es todo y la venta de libros sobretodo entre los jóvenes está decayendo utilizar la imagen de personas que arrastran millones de visualizaciones en YouTube parecía la solución ideal y el libro de ElRubius plantó la semilla de la plaga que iba a inundar en los próximos años las librerías españolas: los libros de los youtubers.

Como he dicho antes muchas celebridades han sacado libros, profesionales de todos los sectores y de todos los ámbitos nos hablan en sus páginas de vida sana, alimentación, veganismo, política, running, pastelería…y en un principio podría parecer que los libros de youtubers encajarían ahí y todo se mantendría igual, pero no ocurrió así. Los youtubers se venden a sí mismos, a su marca y a su identidad y es así como consiguen que cientos de miles de personas (en su mayoría adolescentes) compren por veinte euros o incluso más un libro lleno de test, ilustraciones (rara vez ilustrados por los propios youtubers), bromas o consejos de estilo. Por supuesto existen excepciones, Alma Obregón  o Isasaweis hablan sobre running o repostería en sus libros y de como les cambió la vida aquello que a día de hoy les apasiona y se ha convertido en su profesión pero si le echas un vistazo a algunos de sus libros seguramente no encontrarás fórmulas venditivas basadas en su imagen que venden un puñado de páginas poco más que en blanco que no te aportarán absolutamente nada. Hay que reconocer que se necesita talento y ser muy interesante para que las mismas personas que han dedicado diez minutos de su vida a ver un vídeo en el que una persona enseña la casa que se ha pagado con el dinero que recibe de que tu veas su casa compre después un libro en que te da los consejos que ha utilizado para decorar esa misma casa. El mundo nunca dejará de sorprenderme.

635849703249506356-127819076_tumblr_ny4l5lyy5n1u59ltco2_r1_540

Quizá se me ha pasado el arroz para hacer test sobre mi compañera de piso ideal, sobre mis veinte canciones preferidas o quizá es que veo las cosas desde otra perspectiva, la de una persona que consume un contenido escaso en YouTube pero suficiente para ver vídeos de personas que tienen que hacer grandes esfuerzos para encontrar editoriales que les respalden o que terminan recurriendo a la autopublicación porque vende más una imagen y un nombre bien grande en la portada que lo que hay detrás de ella y eso no deja de ser un reflejo de la sociedad. Y qué pena.

¿Qué opináis vosotros?

Reseñas

El guardián invisible | Dolores Redondo

En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en unas circunstancias que lo ponen en relación con un asesinato ocurrido en los alrededores un mes atrás. La inspectora de la sección de homicidios de la Policía Foral, Amaia Salazar, será la encargada de dirigir una investigación que la llevará de vuelta a Elizondo, una pequeña población de donde es originaria y de la que ha tratado de huir toda su vida. Enfrentada con las cada vez más complicadas derivaciones del caso y con sus propios fantasmas familiares, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un asesino que puede mostrar el rostro más aterrador de una realidad brutal al tiempo que convocar a los seres más inquietantes de las leyendas del Norte.

Si vivís en España seguramente estéis cansados de escuchar hablar maravillas de El guardián invisible, la primera parte de la Trilogía del Baztán que tiene como protagonista a la inspectora Amaia Salazar y al final una es débil y termina cayendo. La realidad es que esta trilogía tiene todos los ingredientes para agradar al gran público, aunque eso no es siempre algo bueno.

229206Desde luego la trama es interesante, una serie de asesinatos sin resolver llenos de peculiaridades y elementos atractivos que una detective con un oscuro pasado tratará de resolver volviendo al lugar de donde lleva tratando de escapar toda su vida. ¿Te suena? Quizá es porque todas las novelas negras de los últimos años siguen la misma fórmula. El guardián invisible no se desmarca, obedece a este patrón estilo Clarise en El silencio de los corderos que se repite hasta la saciedad en todos los bestseller del género al estilo La chica del tren o las novelas de Camilla Lackberg

Una agente con éxito (de esas que han ido a estudiar a Quantico con el FBI, porque si no te especializas en asesinos en el país más morboso del mundo dónde lo vas a hacer) con ese pasado oscuro y traumático que es incapaz de dejar atrás y que condiciona todos los aspectos de su vida y con un puñado de personajes que orbitan entorno a ella. Si le caes bien a Amaia eres de los buenos y si no estás de su parte eres de los malos malísimos de la novela. Pocos rasgos de personalidad podemos sacar en claro de los personajes, en especial de James, el marido de Amaia, que existe para recordar lo maravillosa que es Amaia en todo lo que hace y creo que además de vez en cuando es famoso por sus esculturas, pero eso a quién le importa. Aunque los personajes no están en absoluto desarrollados ni resultan interesantes, Dolores Redondo se centra en contarnos la historia de alguno de ellos y justo cuando empezamos a creer que lo hace con un propósito descubrimos que no, que simplemente era por rellenar un poco más y alargar la historia y no, no te interesa ahora ni lo hará después.

La mayor peculiaridad de El guardián invisible y de la Trilogía del Baztán en general es que mezcla una novela negra de misterio con elementos sobrenaturales y mitológicos propios de la cultura vasco-navarra. Es una propuesta arriesgada que en este caso consigue funcionar al menos durante la primera novela, las pinceladas de elementos mitológicos y sobrenaturales le dan un toque más interesante a la trama porque la lectura de las cartas o las bestias mitológicas pueden arrojar cualquier resultado y depender de algo ajeno a la lógica o elementos de la personalidad da un punto de interés añadido a la historia. Esto también tiene su contrapunto, Amaia, que se ha criado rodeada de ese folklore (gracias especialmente a su tía y su hermana Ros) trata de ser una detective al uso y fiarse únicamente de las pruebas y de su instinto, sin embargo cada cinco o diez páginas se desdice de todo lo anterior y busca en las tiradas de cartas las respuestas a preguntas que no es capaz de responder.9788423341986

Si yo fuese una de las víctimas me presentaría como espíritu en la comisaria para pedir que por favor encargasen mi cargo a una persona que no se contradiga tanto a sí misma.

En cuanto a los crímenes no se puede negar que son muy efectistas y llaman la atención, pero eso no siempre (por no decir casi nunca) es suficiente. Dolores Redondo se recrea en descripciones paisajísticas (muchas veces demasiado largas e innecesarias) pero a la hora de abordar el final de la trama y la resolución del caso lo hace de manera precipitada y muy atropellada. El final ni sorprende ni se desarrolla como debería, no da pequeños indicios ni resulta emocionante.

Es una novela negra correcta y aunque se ve que está escrita con grandes prensiones seguramente ni será la novela de tu vida ni permanecerá en tu memoria demasiado tiempo, sobretodo si lees habitualmente este género y estás cansado de tópicos y clichés. Es una buena lectura para desconectar o para leer en el metro, el avión o en la playa. Para mí ha sido suficiente como para decidirme a leer la segunda parte.

★★✩✩✩

Reseñas

Persépolis III y IV | Marjane Satrapi

Aquí os hablo de los dos primeros volúmenes de Persépolis, la novela gráfica de la ilustradora francoiraní Marjane Satrapi en los que relata su infancia en Irán antes de viajar a Viena, a donde fue enviada por sus padres para escapar del peligro que suponía vivir en Irán en esos momentos y donde esperaban que recibiese una educación alejada del dogmatismo islámico que imperaba en su país.

16989136-_sx540_El tercer volumen comienza cuando Marjane llega a Viena en 1984. Allí se alojará en diferentes lugares y encadenará experiencias desagradables que le harán en primer lugar rechazar la compañía de la juventud occidental al verla despreocupada y ajena a los horrores de la guerra para más tarde negar sus propios orígenes con la intención de librarse de los estigmas de su país, palabras como “ladrona”, “extremista” o “terrorista” que los medios de comunicación y la propaganda bélica han asociado con los iranís. Pronto Marjane encontrará un círculo de amistades que la introducirán en el mundo del anarquismo, las drogas y la liberación sexual pero un desengaño amoroso hará tambalear los cimientos de la vida que había logrado construir en Viena y Marjane se verá obligada a llevar una vida de vagabunda, sin un lugar donde quedarse hasta que termina por desfallecer y cuando se recupera recobra también la fe que había perdido en estos meses y tomará la decisión más importante de su vida: volver a Irán. Este tercer tomo me ha parecido el más crudo y difícil de todos. La adolescencia, que de por sí es un periodo complicado en el que no nos encontramos a nosotros mismos y no sabemos todavía quienes somos se multiplica por cien en el caso de Marjane, que con solo doce años ha dejado su país y todo lo que conoce para irse a un país lleno de gente que no conoce con ideas preconcebidas sobre ella y sobre su país y un idioma que no entiende. Son muchas las muestras de odio e incomprensión que la autora tiene que sufrir sola y que nos refleja perfectamente lo que es no estar en casa en ninguna parte.  Sigue leyendo “Persépolis III y IV | Marjane Satrapi”

Series y películas

Cuatro series que no han sabido decir basta.

Juego de Tronos, Cómo defender a un asesino, The walking dead, The leftovers, Prison Break, Breaking Bad, Los Soprano, Dexter, Modern Family, The Big Bang Theory, Cómo conocí a vuestra madre, Lost, Mad Men, Girls, Black Mirror, The OA, Orange is the new black, Narcos, Peaky Blinders…con cada nueva serie de éxito y con la aparición de plataformas como Amazon Prime, Netflix o HBO nos damos cuenta de que las series llevan un tiempo ganando terreno a las películas, eso sumado a que Hollywood abusa cada vez más de remakes, revival y decimoquintas partes evidenciando que la llama de la creatividad está empezando a terminarse crean el clima perfecto para que las series proliferen. Parece lógico, una película difícilmente puede aportar en un par de horas lo que una serie en cinco temporadas: la espera por la última temporada, el desarrollo de los personajes, las nuevas tramas…sin embargo el afán por exprimir al máximo algunas producciones para ganar lo máximo posible puede provocar el efecto contrario, que la serie pierda su esencia y su personalidad y termine cayendo en picado en popularidad y en crítica.

Es difícil hablar de Prison Break sin que te venga a la mente su desastroso final. Fue creada como una serie de una única temporada sobre un ingeniero de estructuras llamado Michael Scottfield que entra en la penitenciaría de Fox River para rescatar a su hermano Lincoln del corredor de la muerte por un crimen que supuestamente no ha cometido. Su brutal éxito causó que la estirasen como un chicle hasta crear cuatro temporadas que van perdiendo calidad y sentido a pasos agigantados, la última temporada no tiene ningún sentido  y es una marcianada que solo podemos justificar si pensamos en dinero. Un montón de tramas sin sentido y teorías conspiratorias que llegaron a su fin con uno de los finales más insatisfactorios e injustificados que se recuerdan, tanto es así que ocho años después de su final la cadena FOX ha empezado a emitir una quinta y aún está por ver si necesaria temporada con el fin de satisfacer al fandom. Ay, Michael, por qué tantas vueltas.

57-f

En la línea de series sobre personajes fuera de la ley está Sons of Anarchy, una producción de nada más y nada menos que siete temporadas sobre un club de moteros dedicados al tráfico de armas en el pequeño pueblo de Charming, la premisa puede parecer poco interesante pero nada más lejos de la realidad y aunque es cierto que esta serie protagonizada por un Jax Teller cada vez más demente y perdido termina introduciendo más y más tramas de venganza llegando a un punto en que la violencia termina por empañar la trama de la historia para terminar encadenando muertes (algunas sin sentido), tiene uno de los mejores finales de serie que se recuerdan y una espectacular banda sonora.

tumblr_o3chsculfj1qch0vyo1_500

Cambiando totalmente de temática está The Big Bang Theory, esta serie protagonizada por cuatro científicos y la guapísima Penny, que se ha mudado de Nebraska a California para convertirse en actriz. En un principio la serie tenía una temática muy clara: cuatro amigos cumpliendo todos los clichés de los científicos: no saben ligar, les encanta ir a convenciones y leer comics; sin embargo la llegada de otros personajes como Amy o Bernadette ha ido poco a poco quitándole la esencia a esta aclamada sitcom, los “científicos de oro” se vuelven cada vez más caseros y familiares y menos frikis y eso combinado con una serie de bromas manidas y aburridas, la repetición de tramas y que personajes como Howard o Raj tienen cada vez menos presencia en la serie dan como resultado las malas críticas y la perdida de audiencia y la decepción de estas dos o tres últimas temporadas (de las diez que tiene). Veremos qué hacen los científicos de Pasadena & Co. con esa renovación (por lo menos) de dos temporadas más.

2273_f590_624

The walking dead ha sido muy criticada desde su inicio. Esta serie comienza después de que el protagonista, el sheriff Rick Grimes despierte del coma que le han provocado dos disparos en el pecho para descubrir que el mundo tal y como lo conocía ha desaparecido, los zombies inundan las calles y él se verá obligado a recorrer Atlanta buscando a su mujer y a su hijo. Esto es solo el inicio, porque las tramas que vienen en las siguientes temporadas (ya va por la séptima) convertirán esta serie en una carrera constante por buscar un sitio seguro, añadiendo cada vez más personajes (algunos tan irrelevantes que sigo sin explicarme qué hacen en esta serie) y creando escenarios y situaciones que cada vez son más descabelladas y repetitivas. En un principio no entendía por qué esta serie era tan ignorada por los grandes premios de la industria pero desde estas dos últimas temporadas empiezo a explicármelo. Quizá es que los caminantes ya no pueden dar más juego y los guionistas no están preparados para adaptarse a tramas que no impliquen únicamente huir. 

194328_1_58e817898ed48

¿Estáis de acuerdo?¿Qué otras series pensáis que han llegado demasiado lejos?

My lovely love, Retos y dudas existenciales

Reconciliándome con la novela gráfica, el manga y el anime.

Si solo te preocupas por la narrativa contemporánea y los clásicos te estás perdiendo cosas maravillosas y eso es algo que yo tardé mucho tiempo en entender. Mi experiencia con el anime se limita poco más que a las series que veía por las tardes después de clase y los fines de semana por la mañana en Televisión de Galicia (Detective Conan sigue siendo para mí la serie de mi infancia) pero sin ser consciente de que estaba viendo anime como tal, con el manga me dio un poco más fuerte sobre mis trece o catorce años pero como decía Shakespeare “los placeres violentos tienen finales violentos”, la emoción se fue tan rápido como vino y desde Death Note, Mermelade Boy y los primeros tomos de Naruto no he vuelto a interesarme por el manga o por la novela gráfica y no fue hasta hace muy poco que me di cuenta de estaba dejando pasar cosas muy interesantes.

En el mundo en el que vivimos hacerse mayor aparentemente significa que tienes que dejar de ver animación (excepto quizá si hablamos de Disney o Pixar) y sobretodo dejar de leer “libros con dibujitos”. Agradezco que esta idea sea desechada cada vez más en pos de que la gente lea y vea lo que le salga de sus partes más nobles. La novela gráfica y el anime son propuestas muy interesantes que abordan temas igual de importantes e interesantes como la narrativa (os recomiendo a Otakus Treintañeras y sus súper reseñas y recomendaciones si estáis tan perdidos como yo y este vídeo de Magrat) y donde igualmente encontrarás cosas para todos los gustos y elementos innecesarios como eso a lo que llaman fanservice y que yo directamente llamo lacra.

Gracias a mi sana intención de salir de la zona de confort y a alguna gente que es capaz con sus reseñas y vídeos de que te pique el gusanillo de leerte hasta El Quijote he dado con varias propuestas muy interesantes que ya han caído (o caerán pronto) en mis manos. Sigue leyendo “Reconciliándome con la novela gráfica, el manga y el anime.”

Reseñas

Me llamo Lucy Barton | Elizabeth Strout

“En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice.

En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.”

La acción dentro de una novela es importante hasta cierto punto. Yo, fan del costumbrismo hasta la extenuación puedo pasar por alto la falta de acción o lo plano de un argumento si unos personajes que me atraen son capaces de equilibrar la novela y el caso de Me llamo Lucy Barton no lo ha conseguido. Y no es porque Lucy y su madre no estén definidos correctamente (son personajes aburridos y planos con complejo de profundos de forma correcta) o porque no me parezcan reales, es porque pocas cosas hay más frustrantes que algo que se crea con la idea de convertirlo en algo relevante y grandilocuente (bestseller facilón) y termina resultando simplemente pretencioso. Y eso es lo que me ha pasado con la última novela de Elizabeth Strout. Sigue leyendo “Me llamo Lucy Barton | Elizabeth Strout”

A ver cómo digo esto., Reseñas

¿Cuánto hay de real en la literatura chick lit?

(respiro hondo…) Este mes de marzo he estado muy descentrada y lo único que me ha apetecido ha sido leer libros muy ligeros, rápidos y capaces de distraerme. Como la realidad es que yo de eso suelo leer bastante poco y no conozco a las autoras del Top Ten escritoras para leer con una sangría bien fresquita en la mano me fui a una librería y empecé a echar un vistazo hasta que más o menos ubiqué a un par de autoras que me resultaban familiares, así es como conseguí Sushi para principiantes y Un tipo encantador de Marian Keyes.

9788497593489

“Lisa, editora de una revista de moda londinense, lo tiene todo: un novio fotógrafo guapísimo, se cree la hostia, se viste de Prada, sólo va a los sitios más fashion… Pero de repente la mandan al culo del mundo, a lanzar una nueva revista en Dublín… donde ni siquiera habrá una tienda de Versace, ni de Moschino ni de nadie que valga la pena. Primero se pone furiosa y luego se deprime, pero Lisa no es una perdedora. Su nuevo jefe es bastante atractivo pero al parecer tonto, ya que no le hace caso… Prefiere, aunque parezca inconcebible, a su ayudante Ashling, modesta, trabajadora, buena chica, sufridora de primera categoría, la que siempre quiere ayudar a todos…”
Hablo aquí de Sushi para principiantes porque creo que pasó por mi vida sin merecerse una reseña individual. Me encontré con una novela que tardé menos de dos días en terminar, no porque fuese especialmente buena, divertida (llegó un punto en el que no sabía si las gracias eran terriblemente malas o si definitivamente el humor inglés no es para mí) o interesante sino porque tiene todos los ingredientes para no quitarle los ojos de encima en tu tiempo libre: una historia de amor (metida un poco con calzador y a destiempo, pero una historia de amor de todas formas), mujeres de esas que pintan como reales (del concepto real hablaremos más adelante) con sus complejos, sus inseguridades y todas esas cosas para que tú, sentada en tu sofá a 2300km de Dublín digas “jo, qué identificada me siento con esta mujer que hace girar su vida entorno a la circunferencia de su cintura” , porque eso lo que pretende la literatura chick lit, que te sientas identificada con las mujeres que protagonizan las novelas que estás leyendo. Pero, ¿es posible eso?
tumblr_static_chicklit

La literatura chick lit es un subgénero de la literatura romántica escrita por mujeres de entre 30 y 40 años, dirigida especialmente a mujeres solteras, de entre veinte y treinta años, trabajadoras y con algún cataclismo sentimental a sus espaldas que no acaban de encontrarse a sí mismas. Si partimos de este punto prácticamente todas las mujeres podríamos sentirnos en mayor o menor medida identificadas con las protagonistas, pero si te digo que los máximos exponentes del género son novelas como El diario de Bridget Jones, Sexo en Nueva York, Memorias de una compradora compulsiva o El diablo viste de Prada seguramente la cosa cambie. La gran mayoría de las mujeres de a pie, que levantamos nuestro (siempre sexy y que nadie te diga lo contrario) culito de la cama cada mañana para ir a clase o para ganarnos de la vida no lo hacemos para ir de compras compulsivamente, para ir a trabajar con la editora más exigente del mundo de la moda y terminar volviéndonos locas en la Semana de la moda de París o no escribimos columnas para Vogue para ganarnos la vida mientras bebemos Martinis con nuestras amigas hablando (casi únicamente) de hombres y de miembros viriles como un fémur de grandes.

tumblr_inline_movkbtu1bf1qz4rgp


Aquí empieza el primer problema del género y se empieza a perfilar el segundo. 
La literatura chick lit pretende que las mujeres nos sintamos identificadas, compañeras, amigas y vecinas de las mujeres que protagonizan sus novelas, pero la realidad es que compartimos poco más que el género con la mayoría de ellas. Hablar en términos absolutos cuando nos referimos a cosas reales o no reales es peligroso, pero si obedecemos a la estadística o nos fijamos en las mujeres que nos rodean difícilmente encontraremos alguna que se corresponda con el modelo que nos presenta esta literatura, porque sí, nos habla de mujeres perdidas, con inseguridades pero también nos habla de mujeres que se rodean de machos alfa sexys, ricos, exitosos, dioses del sexo, guapos hasta causar dolor y románticos hasta rozar la diabetes; casi estableciéndolos como antagonistas de las protagonistas de estas novelas y por extensión, de nosotras mismas. Mujeres que hacen girar su vida entorno a los hombres, a la moda, a los complejos que rodean nuestro cuerpo y pocas veces trata en profundidad temas como las aspiraciones personales, el trabajo, la independencia y el papel de la mujer en la sociedad.

tumblr_lrcq5sei7w1qj6xzto1_500El segundo problema está relacionado con los hombres. O más bien con la relación entre las protagonistas y los hombres de su vida. Nuestras protagonistas se han llevado algún que otro chasco sentimental (hasta aquí todo normal) pero se repondrán rápidamente con esos auténticos dioses nórdicos que han llegado para convertirlas en satétiles, simples cuerpos que giran entorno a su órbita. Los hombres de este género son guapos, terriblemente sexys, inteligentes, exitosos, adinerados normalmente y su atractivo es tan llamativo que todos los demás aspectos de su vida quedan relegados a un segundo plano cuando ellos aparecen en escena. A partir de ahí todos los temas de conversación con amigas, familiares o mascotas girarán entorno a su relación con esos hombres divinos caídos del cielo para alegrarnos el cuerpo y darnos algún que otro quebradero de cabeza. Mal. Error de concepto. Hace ver que nuestra vida gira entorno a la búsqueda y captura del macho más atractivo y eso no solo es casposo y anticuado sino que choca con todo lo que el feminismo está tratando de construir en las mentes de las mujeres.

¿Chick lit a la española? Cuando terminé Sushi para principiantes y habiendo leído ya a todos los libros que os mencioné como top de esta literatura me dije que era imposible que este género no hubiese aterrizado en este país. Estaba en lo cierto.

Al contrario de lo que pueda parecer aún no estaba satisfecha y mi crisis y búsqueda de lecturas ligeras y entretenidas seguía activa por lo que empecé a buscar y descubrí las novelas de Elisabet Benavent (o Beta Coqueta, como tú quieras) y motivada por cumplir uno de mis propósitos del año (leer una saga) y haciéndome un 2×1 que ni el Carrefour me armé de valor y comencé a leer la Saga Valeria. Y madre mía.

concursovaleria

“Valeria es escritora de historias de amor. Valeria vive el amor de forma sublime. Valeria tiene tres amigas: Nerea, Carmen y Lola. Valeria vive en Madrid. Valeria ama a Adrian hasta que conoce a Victor. Valeria necesita sincerarse consigo misma. Valeria llora, Valeria rie, Valeria camina… Pero el sexo, el amor y los hombres no son objetivos fáciles. Valeria es especial. Como tu.”

Vale, vamos a dejar una cosa clara, yo no quiero ser como Valeria ni quiero rodearme por nadie que sea como ella. ¿Por qué? Valeria vive por y para los hombres. Valeria no sabe lo que quiere. Valeria es inmadura. Valeria y sus amigas solo saben hablar de hombres. Valeria se enamora de un tío en dos días y no sabe ni donde tiene la cabeza. Valeria es tonta. No seas como Valeria. (eso sí que es una sinopsis apropiada)

Elisabet Benavent nos trajo Sexo en Nueva York de mercadillo, con mucho menos glamour pero con la cantidad justa de inspiración (rozando algo más serio que eso) como para que puedas ver reflejadas las personalidad de cada una de las amigas de la popular serie de televisión estadounidense en estas cuatro mamarrachas chicas de Madrid. Lo más llamativo es que esta vez sí que la saga gira entorno a los hombres, si no se puede hablar de hombres es mejor irse (es verídico) y olvidar el mundo más allá del sexo (porque de eso hay mucho y muy explícito, por si os gusta la romántica erótica). En un principio Valeria podría parecernos divertida y hasta dulce pero pronto se convierte en una histérica que cumple punto por punto la lista de tópicos machistas y casposos que se corresponden al género. Chick lit elevado al máximo exponente y nada recomendable si quieres leer algo que pertenezca al mundo real.

No voy a hacer una reseña completa sobre la Saga Valeria en este post porque sería eterno pero si queréis que la escriba decídmelo en los comentarios.

¿Recomiendo este género? Para momentos de encefalograma plano sí, es entretenida, rápida de leer y cumple su función pero si buscas algo instructivo, que te haga pensar o crear y alimentar valores mejor sal corriendo. !Si habéis leído algo del género o tenéis algo que decir dejadme vuestra opinión en los comentarios!