Reseñas

Lecturas de agosto parte II

(Primera parte de mis lecturas de agosto aquí)

La sustancia del mal de Luca D’Andrea fue mi sexta lectura del mes de agosto y la verdad es que después de la mala experiencia que tuve con la lectura de La viuda de Fiona Barton era un poco reticente a leer el último best seller de la novela negra que además, va a convertirse en serie dentro de poco. Cada vez confío menos en las etiquetas de “mejor vendido”, “el mejor thriller del año”, “una historia que no podrás parar de leer” que me han llevado a grandes decepciones como el caso de La chica del tren pero suelo recurrir a este tipo de novelas cuando quiero algo ligero y entretenido y al final la cosa no me ha salido mal.

Esta primera novela de Luca D’Andrea nos cuenta la historia de Jeremiah Salinger, un documentalista estadounidense instalado en una aldea cerca de la cordillera de las Dolomitas en Los Alpes con su mujer y su hija pequeña que se obsesiona con un macabro asesinato que se produjo en las montañas treinta años atrás. Un pequeño pueblo donde nadie quiere hablar pero todos parecen ocultar algo.

La novela de buenas a primeras no parece nada del otro mundo, de hecho el argumento de la zona intempestiva y el investigador puede recordarnos a una versión descafeinada de Los hombres que no amaban a las mujeres (siendo la cafeína la estupenda Lisbeth Salander, por supuesto) con la que se ha comparado mucho esta historia desde su publicación en ya más de treinta países. Nada que ver fue mi veredicto respecto a esa comparación cuando terminé esta novela. La sustancia del mal es entretenida, correcta y mantiene al lector en vilo a lo largo de casi 500 páginas (que no es poco) pero le sobran muchas páginas y le da un valor importantísimo a personajes como la mujer y la hija (típica niña de cinco años perfecta, cursi y repelente que solo existe en la ficción) y eso hace que el juicio del protagonista se vea demasiado condicionado por personajes que al lector ni siquiera le importan. Tiende a añadir dramatismo innecesario que se traduce en muchas páginas de relleno, nada que ver con Los hombres que no amaban a las mujeres (por lo menos este primer volumen de la trilogía) donde nada sobra y todo está perfectamente estudiado y calculado. Ha sido una buena lectura pero pasará sin pena ni gloria por mi vida. 

No se qué se me pasó por la cabeza cuando decidí leer El piso mil de Katherine McGee pero ha sido una lectura muy entretenida que ha hecho que no soltase (literalmente) el libro hasta haberlo terminado.

En el año 2118 una supertorre se alza sobre el skyline de Nueva York. Es una sociedad en sí misma, en la que las plantas superiores están habitadas por familias inmensamente ricas, mientras que en las inferiores subsisten las clases más bajas.
La caída de una chica desde lo más alto amenazará con sacar a la luz los secretos de sus habitantes: mentiras, excesos, traición, amores prohibidos… que harán temblar los mismos cimientos de la torre.
Entre el lujo sofisticado y la tecnología más avanzada, un grupo de jóvenes tendrá que encontrar su lugar en lo más alto

Hacía mucho tiempo (años) que no le daba una oportunidad a la novela young adult y me he llevado una gran sorpresa. Estaba claro que esta novela no iba a cambiarme la vida y que es simplemente entretenimiento pero es más pedirlo que conseguirlo. El piso mil se ha comparado con Gossip Girl incluso en la contraportada de la novela y desde luego no se equivoca, esos líos entre personas de diferente “clase” se parecen mucho a los que yo viví sentadita en mi sofá con 14 años. Esta novela es la primera parte de una trilogía, típico en las novelas young adult, la segunda parte, Vértigo llega a España el 7 de septiembre de este año y pienso leerlo, aunque las trilogías normalmente terminen por estropear las historias dándoles demasiadas vueltas.

 

Anuncios
Reseñas

Lecturas de agosto parte I

Todavía no ha terminado el mes de agosto pero la cantidad de tiempo libre que tengo en verano hace que sean para mí los más productivos en cuanto a lecturas (porque en lo demás…) y las reseñas se me acumulan a pasos agigantados pero amigos, la vuelta al cole está cada vez más cerca y este curso precisamente lo que me va a sobrar no va a ser tiempo así que aprovecharé las próximas entradas para hablar mensualmente de mis lecturas aunque no dejará de haber reseñas más detalladas para libros que se hayan hecho un hueco en mi corasón.

disec3b1o-sin-tc3adtulo-1.png

Empecé el mes de agosto con No es país para coños de Diana Lopez Varela, un conjunto de ensayos y reflexiones sobre la importancia de una sociedad feminista. Los ensayos no son nada del otro mundo y no van a cambiarnos la vida (me recuerda a una versión un poco más periodística de las novelas de la maravillosa Caitlyn Moran) pero nunca viene mal seguir informándonos sobre todas las problemáticas que rodean al feminismo y sobre todo lo que aún queda por avanzar. Creo que sería una buena primera lectura para empezar a interesarse en este tema que tanto nos afecta a todas (aquí tenéis un post sobre mis recomendaciones para iniciarse en el feminismo), el lenguaje informal de la autora y su forma de llamar las cosas por su nombre hacen que sea una lectura ligera que aunque no es reveladora sí es bastante interesante.

Trabajo, piso, pareja de la cantautora Zahara fue mi segunda lectura del mes y un auténtico soplo de aire fresco. Esta novela nos presenta a Clarisa y a Marco, dos personas entrando en la treintena cuyas vidas se cruzarán en la San Silvestre vallecana para ofrecernos la historia de una pareja después del The end, cuando las cortinas se cierran y suena el despertador y podremos espiar a través de sus casi 300 páginas cómo las historias de amor no siempre son perfectas y no siempre necesitan serlo. Es una novela muy rápida y ligera de leer de la que he disfrutado mucho. Si tuviese que ponerle una pega sería que esta novela envejecerá pronto y mal por las constantes referencias a la cultura millenial y al rollo alternativo de barrios como Malasaña o Lavapiés pero ya se sabe que los cantautores sienten un amor-odio muy fuerte por Madrid. Aunque la novela romántica no me llama la atención y no es ni de lejos un género al que suela recurrir recomendaría esta novela sin dudarlo, siempre que no tengas el corazón muy blandito.

 

PYONGYANG de Guy Delisle es la primera novela gráfica que he leído este mes, en ella el autor nos cuenta su experiencia en Pyongyang, la capital de la hermética Corea del Norte desde tres puntos de vista: un viajero experimentado, un curioso occidental y un gran periodista mientras trabajaba para una productora de dibujos animados. De esta novela gráfica no quiero hablar demasiado porque pronto habrá un post dedicado exclusivamente a esta historia que no se parece a nada que haya leído antes.

Pollo con ciruelas de Marjane Satrapi es el tercer trabajo que leo de esta autora iraní (aquí y aquí tenéis la reseña de Persépolis, la obra más famosa de la autora) después de Persépolis y Bordados y la historia me ha dejado un poco fría. Siempre es un placer conocer una cultura y un país tan diferente al mío a través de una nativa pero en este caso la historia de un hombre que pierde las ganas de vivir y decide dejarse morir después de que su mujer rompiese su tar, el instrumento que le convirtió en virtuoso solo ha servido para entretenerme.

La viuda de Fiona Barton ha sido sin duda el chasco del mes y no ha hecho más que hacer que me cuestione cada vez más la etiqueta de best seller. Esta novela prometía ser un thriller increíble acerca de la desaparición de una niña en Inglaterra y su relación con nuestra protagonista contado a varias voces pero ha terminado por ser la crónica periodística de la resolución de un caso que no causa ningún tipo de emoción y del que conocemos el desenlace desde el primer momento. Ni thriller, ni novela negra, ni intriga ni nada que se le parezca, La viuda es aburrido, predecible y sin duda el descafeinado de sobre de la novela negra. 

¿A qué libro estáis dedicando los últimos días del verano? Contádmelo en los comentarios.

 

 

Reseñas

El elefante desaparece | Haruki Murakami

Cuando llega el calor los chicos se enamoran, es la brisa y el sooool , el tiempo libre y la vida social siempre apetecen lecturas más ligeras y es que ponerse a leer Los Miserables o Ana Karenina tomándote un tinto de verano en tu pueblo mientras estás a la fresca pensando en qué momento volverás a tener unos niveles de sudoración normal no es lo que más nos apetece.

En una visita a la biblioteca me encontré con que recientemente habían comprado una de las últimas publicaciones de mi querido Haruki Murakami (tenéis aquí mis recomendaciones para empezar con el autor) El elefante desaparece. Hacía bastante tiempo que no leía nada del autor y este conjunto de relatos me pareció una estupenda opción para retomarlo en plena canícula.

El elefante desaparece es un conjunto de relatos que rondan las diez a veinte páginas y que exprimen al máximo los rasgos más característicos del autor: son surrealistas, están parcial (o totalmente) inacabados y nos transportan a una historia que ni quiere ni pretende ser creíble de una forma muy serena. Mi favorito sin duda ha sido Sobre el encuentro con una chica cien por cien perfecta en una soleada mañana del mes de abril. Ya se que suena cursi, pero me lo vais a permitir. Si ya aceptas y amas las excentricidades de este autor sabrás que no entran en conflicto ni añaden peso o densidad a la trama pero sí que es cierto que en un par de ocasiones durante la lectura de este libro me habría gustado eliminar algún relato. Este no pasará a la historia como el mejor libro de Murakami pero creo que se puede añadir a la lista de buenas lecturas para empezar con el autor, siempre es mejor descubrir lo que no te gusta en veinte páginas y pasar al siguiente relato que no hacerlo con una de sus clásicas novelas de 400 páginas.

Algunos relatos me han sabido a poco, he visto en ellos (algunos fueron escritos antes de que se publicasen sus novelas más conocidas) argumentos suficientes para crear tramas parecidas a las de Sputnik, mi amor o After Dark y me gustaría que algunos cobrasen forma de novela algún día.

Poco más puedo decir de una colección de relatos que no pasan las veinte páginas sin hablar demasiado así que esta minireseña básicamente da un aprobado con nota a mi querido Murakami una vez más.

PD: Tengo tantas reseñas pendientes que estoy pensando en hacer una Semana Fantástica del Corte Inglés porque esto es demasié ¿Qué estáis leyendo vosotros ahora?

 

Reseñas

La devoción del sospechoso X | Keigo Higashino

Yasuko Hanaoka, madre soltera y divorciada, pensaba que por fin se había librado de su ex marido. Pero cuando éste aparece un día ante su puerta, en un complejo de apartamentos en Tokio, la escena se complica y el ex marido acaba muerto en su casa. Madre e hija lo han estrangulado. 
De pronto, Ishigami, el enigmático vecino de la puerta de al lado, se ofrece a ayudarles a deshacerse del cadáver y buscar la coartada perfecta. Yasuko, desesperada, acepta de inmediato. 
Cuando el cuerpo finalmente aparece y es identificado, Yasuko se convierte en sospechosa. Sin embargo, el detective Kusanagi, aunque no encuentra fisuras en la coartada de Yasuko, sabe que hay algo extraño. Así que decide consultar al doctor Yukawa, un físico de la Universidad de Tokio que suele colaborar con la policía. Éste, conocido como el Profesor Galileo, estudió en el pasado con Ishigami, el enigmático vecino de la sospechosa. Al reencontrarlo de nuevo, el Profesor Galileo intuye que Ishigami tiene algo que ver con el asesinato… Y lo que aflora da un giro inolvidable a esta fascinante historia. 
La devoción del sospechoso X, galardonada con el Premio Naoki 2006 a la mejor novela, ha vendido más dos millones de ejemplares en Japón y ha sido llevada al cine.

La devoción del sospechoso X fue la novela con la que decidí empezar el reto personal de leer a más autores y autoras orientales y como más allá de Murakami estoy un poco perdida eché un ojo a la sección de literatura oriental del blog de Isa y ahí se hizo la magia.

6372gHay muchas cosas que me han sorprendido de este libro, en primer lugar se diferencia mucho de las novelas de misterio norteamericanas o europeas (especialmente de las escandinavas) porque no tiene tantos giros de argumento ni pretende ser tan efectista, por el contrario es una novela muy sobria con una narración muy tranquila y pocos momentos de tensión. Desde el primer momento conoces el crimen, los autores y los motivos pero al contrario de lo que pueda parecer eso no resta emoción a la situación, la historia se convierte en un sosegado juego del ratón y el gato que mantendrá al lector atento a la historia de una forma que incluso después de haberlo leído llega a asombrarme. Los personajes no tienen nada que ver con los prototípicos personajes de los thiller a los que estamos acostumbrados, más bien todo lo contrario, más allá de la tensión, del alcoholismo que ya se ha utilizado como trastorno comodín, de los traumas de la infancia o de las infidelidades aquí encontramos personajes mucho más corrientes que llevan vidas cotidianas sin grandes sobresaltos y eso llega a convertirse en un recurso para comprender como encaja un asesinato en la vida cotidiana de una persona perfectamente normal.

A medida que se acerca el final de la novela empiezas a conocer datos que empiezan a desconcertarte y comienzas a hacerte preguntas pero tranquilo, no vas a entender nada hasta el último momento cuando tu cerebro se vaya definitivamente de vacaciones a plantar una sombrilla en Benidorm y te quedes alucinando, vaya que sí. El final es maravilloso, parece mentira que una novela de la que ya sabes tanto pueda llegar a sorprenderte pero resulta que sí puede.

La novela juega no se si de forma intencionada o no con el hermetismo y el inmenso respeto por la vida personal de las personas que hay en Japón, la educación de los personajes convierte a esta novela en un baile entre lo que quiero decir pero no puedo, entre lo que quiero preguntar pero no debo, sobretodo por parte del Detective Galileo, Ishigami y el detective Kusanagi y eso no hace más que aumentar el dramatismo de la situación.

Los casos del Detective Galileo conforman una saga de la que solo hay publicados dos casos en España, La devoción del sospechoso X y La salvación de una santa y yo por lo menos no me voy a perder este segundo caso.

PD: Recomendadme más novelas orientales en los comentarios si tenéis alguna sugerencia.

 

Reseñas

El cuento de la criada | Margaret Atwood

El cuento de la criada de Margaret Atwood se ha convertido en uno de los libros del año gracias a la reciente adaptación de esta novela por la cadena HBO. Esta novela fue publicada en 1985 y me encantaría decir que el futuro distópico que nos cuenta está muy lejos de la realidad pero eso sería mentir.

todas-doncellas-cuento-doncella_ediima20170509_0806_51

El asesinato del presidente de Estados Unidos, los conflictos internacionales y los desastres nucleares han acabado con Estados Unidos tal y como lo conocemos, un nuevo grupo de teócratas dirige ahora un nuevo modelo de Gobierno donde los derechos políticos y civiles han quedado obsoletos. En un país donde las guerras nucleares han provocado la infertilidad de millones de personas las pocas mujeres fértiles son la única esperanza para perpetuar la sociedad profundamente tradicional de la llamada República de Gillead.

cuento-de-la-criada-viiiEn este marco conocemos a Defred, la narradora y protagonista de nuestra historia. Defred no es su auténtico nombre pero el verdadero, al igual que todos los derechos de las mujeres han sido abolidos y nuestra protagonista, al igual que el resto de criadas tiene el único objetivo de perpetuar la especie a través de sus servicios al Comandante bajo pena de ser enviada a las colonias para recibir una muerte lenta recogiendo residuos nucleares. El cuento de la criada no es la crónica de una revolución y el testimonio de Defred es en algunas partes confuso o inconcluso (quizá por la terrible traducción al castellano) porque sus pensamientos, como todo lo demás también están censurados y aunque conseguimos conocer su pasado nunca obtendremos las respuestas a todas nuestras preguntas.

La vida de las criadas, las mujeres teóricamente fértiles que tienen la misión de seguir teniendo hijos, es ahora totalmente diferente a la que llevaban en el pasado y sus funciones son limitadas al extremo, todo lo que hacen o dicen está medido para pasar bajo el radar de la atenta mirada de Los Ojos, el servicio de espionaje y control que actúa como una Gestapo para que nadie escape al control del Gobierno. en un sistema de Gobierno donde las funciones de todos están tan delimitadas los único que pueden saltarse las normas son los que las han escrito y eso abrirá a Defred una ventana al exterior que nos permitirá conocer la situación del país más allá de las cuatro paredes donde está encerrada la mayor parte del tiempo nuestra protagonista.

16228564_1293822860663896_5881122950618284032_n

El cuento de la criada resulta fascinante no solo por la historia que nos cuenta o por la habilidad de Margaret Atwood para transmitir tan bien emociones como la ira, la frustración o el deseo sino porque todos los hechos que han permitido que Estados Unidos se convirtiese en la República de Gillead ya han ocurrido en la vida real y esta novela actúa como aviso: esta situación es más fácil de lo que crees. En un mundo donde el populismo, la demagogia y el conflicto frente a los derechos reproductivos está a la orden del día la República de Gillead no está tan lejos como podemos pensar, no olvidemos que un hombre que tacha a los mexicanos de violadores y criminales y pretende construir un muro que separe Estados Unidos de México es el Presidente de la primera potencia mundial.

Los personajes que protagonizan esta novela son la mejor descripción posible de la palabra resignación en todas sus facetas, podría hablar durante horas de las relaciones que unen a los personajes, de las traiciones o alianzas que se forman entre ellos pero sería desvelar demasiado de una novela que merece ser leída sin ideas preconcevidas. Esta novela puede resultar un poco decepcionante una vez la has terminado, en mi caso al acabarla no podía comprender del todo el boom que había ocasionado pero a medida que dejas reposar la lectura te descubres pensando en ella y en lo fácil que sería que se convirtiese en realidad, en general creo que es una novela que se aprecia mejor con el tiempo y por eso se ha convertido en una de las mejores lecturas en lo que va de año, eso sí, si tenéis la oportunidad de leerla en inglés os lo recomiendo porque la traducción al español deja bastante que desear. 

¿Habéis leído El cuento de la criada o visto la adaptación del la HBO? Contadme cosas sobre ella en los comentarios.

 

 

Reseñas

PATRIA | Fernando Aramburu

Fernando Aramburu se ha coronado en la Feria del Libro de Madrid como el autor más buscado y el más vendido con su última novela Patria, ni siquiera los últimos éxitos a nivel internacional como El cuento de la criada o La vegetariana han conseguido arrebatar el primer puesto a este autor veterano que en su nueva novela nos relata la historia paralela de dos familias afectadas de distinta forma por el grupo terrorista ETA.

El día que ETA anuncia el cese de la lucha armada Bittori va al cementerio a contarle su marido el Txato , asesinado por la banda terrorista la noticia. Al mismo tiempo los miembros de la familia de Joxe Mari, miembro de la banda terrorista y preso de los peores temores de Bittori permanece encarcelado en la otra punta de España asimilan la noticia de forma dispar.

patria-de-fernando-aramburuPatria nos cuenta a lo largo de casi 650 páginas el conflicto de dos familias que se han visto afectadas de forma diferente por los atentados propiciados por la banda terrorista ETA. Por un lado la familia del Txato, empresario asesinado por la banda criminal que deja atrás a Bittori, una mujer tradicional que pierde la fe después del asesinato de su marido y dos hijos, Xabier y Nerea, que no han sabido afrontar la tragedia de la misma forma y por otro lado la familia de Miren y Joxian, padres de Joxe Mari, Arantxa y Gorka, marcados por la tragedia.

Patria es una historia sobre la necesidad de entender y superar de alguna forma los conflictos que nos atormentan y cuando Bittori decide aparecer y volver en la vivir en el pueblo y en la casa que compartía con su marido hasta que fue asesinado abre la puerta a un relato lleno de ira, incomprensión, tragedias y resignación que ha conseguido convertirse en el fenómeno literario más importante del año en España y la mejor lectura en lo que va de año para mí. En un principio no soy de las que se apresuran a leer los bestseller del momento, suelo dejar reposar la emoción y el boom porque las críticas de estos libros suelen ser más comedidas una vez pasado el éxtasis de los primeros meses de publicación y además las críticas exageradamente buenas de otros lectores suelen despertar en mí unas expectativas excesivamente altas que en raras ocasiones suelen cumplirse, como me ocurrió con Me llamo Lucy Barton (reseña aquí), todo eso sumado a que no suelo leer a autores nacionales (lo se, es un error por mi parte) me hizo esperar un tiempo antes de hacerme con Patria, pero lo cierto es que en mi visita a la Feria del Libro de Madrid, verlo encabezando la lista de los mejor vendidos y comprobar que parecía ser la única que no llevaba un ejemplar en las manos hizo que claudicase y terminé por comprarlo. Es difícil explicar lo que sentí durante la lectura de este libro que me sacó de una fuerte crisis lectora en la que todo lo que caía en mis manos acababa siendo abandonado a las pocas páginas o terminaba por resultarme aburrido o incluso desagradable y que un libro tan extenso, con tantos personajes y que trata un tema tan polémico y reciente como es la actividad terrorista del grupo ETA en España consiga eso da bastantes pistas sobre su calidad.

Patria tiene muchas cosas buenas, aunque está narrado de una forma extraña que mezcla al narrador en tercera persona con el diálogo interior de los personajes y que a veces puede resultar confuso por el número de personajes el lector termina por acostumbrarse y entender la lógica de este tipo de narración. Patria necesita ser contada en tercera persona para dar objetividad a la historia, porque si algo no hace Fernando Aramburu es comprometerse con ningún bando ya que como ha contado en recientes entrevistas él pudo acabar perteneciendo a la banda como cualquiera cuando era más joven pero la novela necesita también del diálogo interior de los personajes para dar intención a la obra y trasladarnos la ira, el resentimiento y la incomprensión de los personajes, cosa que por cierto hace de manera magistral.

fernando-aramburu-1474387563847

Los diferentes capítulos intercalan la historia de los personajes en el presente y el pasado, lo que han sido, lo que son ahora y cómo se convirtieron en los que ahora protagonizan nuestra historia. Pueden resultarnos más o menos comprensibles y comprometernos con sus historias en mayor o menor medida pero Aramburu ha creado a personajes reales que han sobrevivido a sus circunstancias y han gestionado sus emociones de la mejor forma que han podido, porque crecer se resume en eso.

Patria es también una historia que retrata a la sociedad vasca de la época y su relación con el Gobierno y las instituciones españolas. La presión social de vivir en un pueblo de marcada tendencia independentista, el qué dirán, los personajes hipócritas y la presión familiar por cumplir unos estándares se solidifican en las personalidades de Gorka y Joxe Mari con una complejidad tan bien construida que parece que hemos vivido su historia en primera persona.

Normalmente equilibro la balanza porque mi espíritu crítico es muy exquisito y suelo encontrar cosas que no terminan de convencerme fácilmente pero en este caso me quito el sombrero ante Fernando Aramburu y con toda la solemnidad de la que soy capaz le digo que escriba más cosas como estas, por fi por fi.

Reseñas

No soy ese tipo de chica | Lena Dunham

Lena Dunham se ha convertido en los últimos años en un personaje muy influyente en la cultura millenial. Es la protagonista, creadora, guionista y directora de la aclamada y recientemente finalizada serie GIRLS sobre un grupo de chicas que pasan la veintena y viven en constante conflicto con su trabajo, sus relaciones, la sexualidad o su estilo de vida, pero si algo hace bien Lena Dunham es causar polémica; sus recientes declaraciones sobre el aborto, sus cambios de peso (absurdo, lo se) y en general todo lo que rodea a esta excéntrica neoyorkina acaba dando que hablar en los tabloides.

512383

En 2014 escribió su primer y único libro hasta la fecha No soy ese tipo de chica donde nos habla de las experiencias que ha vivido desde su infancia y que la han convertido en quien es hoy en día. Las fobias y filias de su infancia que perduran hasta hoy, cómo es crecer en el mundo del arte al que pertenecían sus padres, sus primeras experiencias sexuales, su experiencia como universitaria frustrada, sus relaciones, cómo llegó a convertirse en la guionista y escritora de proyectos de éxito y las decepciones que se llevó por el camino. También hablo de este libro aquí.

Me decidí a leer este libro porque Lena Dunham es un personaje que me causa amor-odio, por un lado me identifico con su faceta de eterna pringada de la feminidad pero por otra parte creo que puede llegar a ser muy condescendiente, lo cierto es que No soy ese tipo de chica no solo no ha aclarado mis dudas respecto a la autora sino que las ha aumentado.

no-soy-ese-tipo-de-chica¿Lo mejor de No soy ese tipo de chica? Sin duda los capítulos referidos a Lena como mujer en un mundo dominado por hombres como es el del mundo de la dirección y en general el mundo audiovisual en Estados Unidos). Nos habla del mansplaining, cómo grandes personalidades asentadas en el mundo de la actuación la trataron como un polluelo al que había que proteger y de paso enseñar a vivir en la jungla, del libro que escribirá a los 80 años cuando ya no tenga nada ni nadie de la industria a quien temer (porque sí, Lena Dunham también tiene miedo de la censura) o de cómo se sintió presionada a lo largo de todas su relaciones: primero para dar lo mejor de sí y después para intentar sacar lo mejor de ellos cuando en muchos casos, ninguna de las dos cosas iba a salir bien.

Lo peor sin duda son los capítulos de relleno, cuando te dan la oportunidad de escribir un ensayo sobre ti misma y sobre las experiencias que te han hecho ser quien eres dedicar páginas y páginas a hablar del contenido de tu bolso, de las cosas que más te gustan de Nueva York o de los emails que mandarías si estuvieses un poco más desquiciada me parece desaprovechar una gran oportunidad. Lo recomendaría si tienes claro que Lena Dunham, su humor y su forma de expresarte te gusta porque esta lectura no va a mejorar tu opinión sobre ella.

PD: Soy tan oportuna como para publicar este post el día siguiente de empezar a ver la serie GIRLS. Seguiré informando.