A ver cómo digo esto., Reseñas

¿Cuánto hay de real en la literatura chick lit?

(respiro hondo…) Este mes de marzo he estado muy descentrada y lo único que me ha apetecido ha sido leer libros muy ligeros, rápidos y capaces de distraerme. Como la realidad es que yo de eso suelo leer bastante poco y no conozco a las autoras del Top Ten escritoras para leer con una sangría bien fresquita en la mano me fui a una librería y empecé a echar un vistazo hasta que más o menos ubiqué a un par de autoras que me resultaban familiares, así es como conseguí Sushi para principiantes y Un tipo encantador de Marian Keyes.

9788497593489

“Lisa, editora de una revista de moda londinense, lo tiene todo: un novio fotógrafo guapísimo, se cree la hostia, se viste de Prada, sólo va a los sitios más fashion… Pero de repente la mandan al culo del mundo, a lanzar una nueva revista en Dublín… donde ni siquiera habrá una tienda de Versace, ni de Moschino ni de nadie que valga la pena. Primero se pone furiosa y luego se deprime, pero Lisa no es una perdedora. Su nuevo jefe es bastante atractivo pero al parecer tonto, ya que no le hace caso… Prefiere, aunque parezca inconcebible, a su ayudante Ashling, modesta, trabajadora, buena chica, sufridora de primera categoría, la que siempre quiere ayudar a todos…”
Hablo aquí de Sushi para principiantes porque creo que pasó por mi vida sin merecerse una reseña individual. Me encontré con una novela que tardé menos de dos días en terminar, no porque fuese especialmente buena, divertida (llegó un punto en el que no sabía si las gracias eran terriblemente malas o si definitivamente el humor inglés no es para mí) o interesante sino porque tiene todos los ingredientes para no quitarle los ojos de encima en tu tiempo libre: una historia de amor (metida un poco con calzador y a destiempo, pero una historia de amor de todas formas), mujeres de esas que pintan como reales (del concepto real hablaremos más adelante) con sus complejos, sus inseguridades y todas esas cosas para que tú, sentada en tu sofá a 2300km de Dublín digas “jo, qué identificada me siento con esta mujer que hace girar su vida entorno a la circunferencia de su cintura” , porque eso lo que pretende la literatura chick lit, que te sientas identificada con las mujeres que protagonizan las novelas que estás leyendo. Pero, ¿es posible eso?
tumblr_static_chicklit

La literatura chick lit es un subgénero de la literatura romántica escrita por mujeres de entre 30 y 40 años, dirigida especialmente a mujeres solteras, de entre veinte y treinta años, trabajadoras y con algún cataclismo sentimental a sus espaldas que no acaban de encontrarse a sí mismas. Si partimos de este punto prácticamente todas las mujeres podríamos sentirnos en mayor o menor medida identificadas con las protagonistas, pero si te digo que los máximos exponentes del género son novelas como El diario de Bridget Jones, Sexo en Nueva York, Memorias de una compradora compulsiva o El diablo viste de Prada seguramente la cosa cambie. La gran mayoría de las mujeres de a pie, que levantamos nuestro (siempre sexy y que nadie te diga lo contrario) culito de la cama cada mañana para ir a clase o para ganarnos de la vida no lo hacemos para ir de compras compulsivamente, para ir a trabajar con la editora más exigente del mundo de la moda y terminar volviéndonos locas en la Semana de la moda de París o no escribimos columnas para Vogue para ganarnos la vida mientras bebemos Martinis con nuestras amigas hablando (casi únicamente) de hombres y de miembros viriles como un fémur de grandes.

tumblr_inline_movkbtu1bf1qz4rgp


Aquí empieza el primer problema del género y se empieza a perfilar el segundo. 
La literatura chick lit pretende que las mujeres nos sintamos identificadas, compañeras, amigas y vecinas de las mujeres que protagonizan sus novelas, pero la realidad es que compartimos poco más que el género con la mayoría de ellas. Hablar en términos absolutos cuando nos referimos a cosas reales o no reales es peligroso, pero si obedecemos a la estadística o nos fijamos en las mujeres que nos rodean difícilmente encontraremos alguna que se corresponda con el modelo que nos presenta esta literatura, porque sí, nos habla de mujeres perdidas, con inseguridades pero también nos habla de mujeres que se rodean de machos alfa sexys, ricos, exitosos, dioses del sexo, guapos hasta causar dolor y románticos hasta rozar la diabetes; casi estableciéndolos como antagonistas de las protagonistas de estas novelas y por extensión, de nosotras mismas. Mujeres que hacen girar su vida entorno a los hombres, a la moda, a los complejos que rodean nuestro cuerpo y pocas veces trata en profundidad temas como las aspiraciones personales, el trabajo, la independencia y el papel de la mujer en la sociedad.

tumblr_lrcq5sei7w1qj6xzto1_500El segundo problema está relacionado con los hombres. O más bien con la relación entre las protagonistas y los hombres de su vida. Nuestras protagonistas se han llevado algún que otro chasco sentimental (hasta aquí todo normal) pero se repondrán rápidamente con esos auténticos dioses nórdicos que han llegado para convertirlas en satétiles, simples cuerpos que giran entorno a su órbita. Los hombres de este género son guapos, terriblemente sexys, inteligentes, exitosos, adinerados normalmente y su atractivo es tan llamativo que todos los demás aspectos de su vida quedan relegados a un segundo plano cuando ellos aparecen en escena. A partir de ahí todos los temas de conversación con amigas, familiares o mascotas girarán entorno a su relación con esos hombres divinos caídos del cielo para alegrarnos el cuerpo y darnos algún que otro quebradero de cabeza. Mal. Error de concepto. Hace ver que nuestra vida gira entorno a la búsqueda y captura del macho más atractivo y eso no solo es casposo y anticuado sino que choca con todo lo que el feminismo está tratando de construir en las mentes de las mujeres.

¿Chick lit a la española? Cuando terminé Sushi para principiantes y habiendo leído ya a todos los libros que os mencioné como top de esta literatura me dije que era imposible que este género no hubiese aterrizado en este país. Estaba en lo cierto.

Al contrario de lo que pueda parecer aún no estaba satisfecha y mi crisis y búsqueda de lecturas ligeras y entretenidas seguía activa por lo que empecé a buscar y descubrí las novelas de Elisabet Benavent (o Beta Coqueta, como tú quieras) y motivada por cumplir uno de mis propósitos del año (leer una saga) y haciéndome un 2×1 que ni el Carrefour me armé de valor y comencé a leer la Saga Valeria. Y madre mía.

concursovaleria

“Valeria es escritora de historias de amor. Valeria vive el amor de forma sublime. Valeria tiene tres amigas: Nerea, Carmen y Lola. Valeria vive en Madrid. Valeria ama a Adrian hasta que conoce a Victor. Valeria necesita sincerarse consigo misma. Valeria llora, Valeria rie, Valeria camina… Pero el sexo, el amor y los hombres no son objetivos fáciles. Valeria es especial. Como tu.”

Vale, vamos a dejar una cosa clara, yo no quiero ser como Valeria ni quiero rodearme por nadie que sea como ella. ¿Por qué? Valeria vive por y para los hombres. Valeria no sabe lo que quiere. Valeria es inmadura. Valeria y sus amigas solo saben hablar de hombres. Valeria se enamora de un tío en dos días y no sabe ni donde tiene la cabeza. Valeria es tonta. No seas como Valeria. (eso sí que es una sinopsis apropiada)

Elisabet Benavent nos trajo Sexo en Nueva York de mercadillo, con mucho menos glamour pero con la cantidad justa de inspiración (rozando algo más serio que eso) como para que puedas ver reflejadas las personalidad de cada una de las amigas de la popular serie de televisión estadounidense en estas cuatro mamarrachas chicas de Madrid. Lo más llamativo es que esta vez sí que la saga gira entorno a los hombres, si no se puede hablar de hombres es mejor irse (es verídico) y olvidar el mundo más allá del sexo (porque de eso hay mucho y muy explícito, por si os gusta la romántica erótica). En un principio Valeria podría parecernos divertida y hasta dulce pero pronto se convierte en una histérica que cumple punto por punto la lista de tópicos machistas y casposos que se corresponden al género. Chick lit elevado al máximo exponente y nada recomendable si quieres leer algo que pertenezca al mundo real.

No voy a hacer una reseña completa sobre la Saga Valeria en este post porque sería eterno pero si queréis que la escriba decídmelo en los comentarios.

¿Recomiendo este género? Para momentos de encefalograma plano sí, es entretenida, rápida de leer y cumple su función pero si buscas algo instructivo, que te haga pensar o crear y alimentar valores mejor sal corriendo. !Si habéis leído algo del género o tenéis algo que decir dejadme vuestra opinión en los comentarios!

Anuncios

12 thoughts on “¿Cuánto hay de real en la literatura chick lit?”

  1. Hola, me reí mucho con la sinopsis apropiada para la saga de Valeria, la verdad no he leído nada del género, pero si muchas sinopsis. Si vi películas basadas en estos libros (El diablo viste a la moda, Loca por las compras) y como bien remarcas las protagonistas sólo están interesadas en los hombres y los que conocen parecen todos modelos de Calvin Klein (acá haciéndome la que sé de moda XDD) Como lectura pasatista y ligera están bien, pero que no se vendan como “un reflejo de la vida de las mujeres” porque no es así para nada. Saludos 🙂

    Me gusta

  2. Vamos a ver, un año más tarde de que abrieras este maravilloso blog en el que descargas parte de tu ácido sentido del humor y mala leche (gracias al cielo, no me iba a tocar todo a mi), te dejo el primer comentario. Bueno a ver, ya sabes como soy, siempre al límite (o tarde mal y arrastro como diría mi madre).
    Pero voy al grano que me enrollo, estoy muy orgullosa de ti, de que no hayas decaído en tu proyecto, de que el blog te lleve a leer más y mejor. Quitando meses como este, aunque el salseo de los zapatos de Valeria contado a gritos desde tu habitación suena mucho mejor jajajaja. Y, en general, que te quiero mucho y no quiero que llegue junio y dejar de tenerte a dos pasitos de mi cama:(

    Le gusta a 1 persona

    1. Ohhhh babe 💕 Por fin después de casi un año me honras con tu presencia por aquí. I 💖 you y siempre serás la primera para este salseo tan cutre que me estoy marcando últimamente aunque tenga que irme hasta la FUENTE DE LIS PERIQUITOS para contártelo con unas cerves 💃

      Me gusta

    1. … que desde un punto de vista crítico se hable de dicha saga.
      Desconocía que existiera este género pero creo que gran parte de la literatura muestra estas relaciones tóxicas como un ideal, un gran ejemplo son los libros de young adult: pretenden vender comportamientos dañinos y el apego emocional como amor (e irremediablemente las vidas de las protagonistas giran entorno a los hombres).

      ¡Saludos desde México!

      Le gusta a 1 persona

      1. Hola Daniela! Muchísimas gracias por tu comentario, me alegro de que la reseña te haya parecido divertida! Al final resultará que tengo más aliadas en mi cruzada contra esos tópicos de las que pensaba 👻 Saludos a México 💕

        Me gusta

  3. ¡Bravoooooo! Amé esta entrada. No sé, pero te imagino dando golpetazos a estos libros. Yo ni idea de la que era Chick Lit. Pero si que he leído alguno (solo que no sabía en qué género ubicarlo). Lo último que leí de este es: Big Little Lier. La sinopsis te lo vende como un libro sobre un grupo de madres, sus dificultades y etc. ‘Que toda mujer se va a identificar, no se qué y no se cuanto! Bah! Si bien toca varios temas sobre la maternidad, lo laboral y etc. Lo hace sin profundidad, sin tino. Lo odié. Y aún así muchas mujeres se sentían identificadas con unas protagonistas ricas que parecen tenerlo todo. ¡Par Favar! …tienes razón cuando dices que eso quieren que creamos, quieren que consumamos esto. Yo no puedo. Lo intenté. No es para mí. Si hay algún libro del chick lit que valga la pena, me pasan la voz please. Un abrazote ❤

    Me gusta

    1. Holaa! Ese libro se ha puesto muy de moda gracias a la serie que está emitiendo ahora la HBO así que lo veo por tooodas partes pero no sabía que entraba dentro de ese género…qué mal. Si llego algún día a conocer alguno te lo comento seguro jajajaja besos 💖

      Me gusta

  4. Ja ja ja me reí mucho con tu reflexión. A mi me sucede que debo ir variando mi lectura por que me aburro fácilmente. Pero debo reconocer que está muy de moda este tipo de novelas, por ende debe haber personas que las consumen y creo que cada vez son más!!! Muchas mujeres que conozco te dicen que leen este tipo de novelas por que no quieren leer cosas complicadas ni enrroscarse en reflexiones profundas. Lo bueno de todo esto que cada un puede leer lo que más le gusta, hay para todos los gustos!!! Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s