Reseñas

Bajo sospecha | Brian Freeman

Finalmente, la violencia entre los pueblos de St. Croix y Barron se ha cobrado una víctima, y no una cualquiera: Ashlynn era la hija adolescente de Florian Steele, el omnipotente dueño de Mondamin Research, la empresa de biotecnología agrícola que ha hecho de Barron la localidad más próspera de la Minnesota rural, pero a cuyas secretas investigaciones los habitantes de St. Croix culpan de los casos de cáncer que últimamente han segado las vidas de varios jóvenes de la comunidad. Una situación que ha alzado a los dos pueblos en guerra el uno contra el otro y cuya escalada de violencia ha culminado con la muerte de Ashlynn, víctima de un disparo. La joven Olivia Hawk, de St. Croix, ha sido encerrada en la cárcel del condado como única sospechosa del crimen.

Chris Hawk, abogado de Minneapolis y padre de la acusada, cruza las interminables llanuras del Estado para intentar salvar a su hija. Cuando llega allí, se encuentra con un escenario peor de lo que imaginaba. La muerte de la joven sólo ha servido para incrementar el odio y la rabia, y todos en el pueblo parecen estar ocultando algo, incluida su propia hija.aabe839ff0641dfc7e13c5dcc1913464

Brian Freeman nos ha preparado un cóctel molotov. Adolescentes enfadados y celosos, muertes, religión, dinero, sexo, violencia, cáncer y un asesinato. Y está a punto de explotar. En un principio escogí este libro porque fue el ganador del Thriller Award for Best Hardcover Novel en 2013, como os conté estoy tratando de salir de mi zona de confort pero no a cualquier precio.

Todo parece estar muy claro en el caso al que se enfrenta Chris Hawk, su hija Olivia ha asesinado a sangre fría a la hija del causante de la violencia que impera entre ambos pueblos, enfrentados desde que los casos de leucemia empezaron a sucederse en el pequeño pueblo de St. Croix, coincidiendo con el éxito de la empresa Mondamin Research, que ha salido indemne después de una demanda que no consiguió prosperar. Pero ya lo decía J.M Barrie, si la historia fuese tan sencilla, no habría cuento. Chris pronto se enfrentará a algo a lo que no estaba preparado, en el pueblo donde todo el mundo parece saber más de lo que está dispuesto a contar conocerá sus límites y llegará lo más lejos posible para limpiar el nombre de su hija, aunque eso implique poner en peligro su vida y desenterrar los trapos sucios que algunos habitantes del pueblo han intentado esconder, incluida su propia hija, que tras tres años sin ver a su padre se ve obligada a contarle no solo sus propios secretos sino también la verdad detrás de todas las mentiras. Pronto la lista de sospechosos irá aumentando, Tanya, la retraída y acomplejada amiga de Olivia, Kirk, el violento matón del pueblo, su hermano Lenny que desea seguir sus pasos y conseguir por fin respeto, un científico desequilibrado, una familia llena de secretos, un chico desolado por el abandono de Ashlynn y un hombre misterioso del que solo conocemos su secreto más oscuros serán el objetivo de Chris Hawk.

este-arma-siempre-te-apunta_zpsc3a77c87El factor adolescente en las novelas suele ser complicado para mí, no tiendo a leer novelas protagonizadas por personas tan jóvenes (soy una viejoven de veinte años, qué le voy a hacer) y es porque caigo en el cliché de pensar que serán personajes vacíos o poco interesantes, culpa mía por elegir en el pasado escritores que no han sabido reflejar bien el torbellino de emociones y contradicciones que es la adolescencia. Brian Freeman destaca para mí en esta novela por su habilidad para hacernos llegar las constantes disyuntivas a las que se enfrentan los personajes de esta novela. La fidelidad, la amistad, la culpabilidad, lo que está bien o mal y el amor. No solo los más jóvenes, los adultos también tendrán que aprender a distinguir lo que está bien y lo que está mal y sobretodo lo que deben o no deben hacer, porque aunque lo parezca, esas dos cosas no siempre van de la mano (menos mal que hay un abogado en la sala).

Un giro final totalmente inesperado remató para mí con una novela que fue un soplo de aire fresco de casi 500 páginas, porque sí, eso también es posible. Mi reacción cuando me acercaba al final fue “ay mamá, qué movida” y con las malas experiencias que he tenido con las novelas de suspense eso es un bravo de mi parte para Brian Freeman.

¿Conocéis de algo a este autor o alguna de sus novelas? Si es así, dejádmelo en los comentarios para seguir investigando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s