A ver cómo digo esto.

Los príncipes azules me dan yuyu.

Hoy os vengo a hablar de un ser mitológico que ronda el mundo literario y cinematográfico desde tiempos inmemoriables: los príncipes azules.

En primer lugar y para los menos familiarizados con el concepto vamos a definir los principales rasgos de estas criaturas:

  1. Son guapos, MUY guapos (esto es absolutamente necesario para cumplir los preceptos del conocido como maximus divus) así que si eres una persona maravillosa pero no cumples esta condición indispensable estas desahuciado.princeencantador.jpg
  2. Tienen dinero. Para algo son príncipes, ¿no? no podemos esperar que tengan que trabajar para ganarse un dinero con el que vivir dignamente sin chupar del bote, POR FAVOR. Esto ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y si bien en un primer momento no era un tema al que se le diese demasiada visibilidad o no era lo que más nos importaba ahora ha pasado a ser prácticamente indispensable.

He aquí unos cuantos ejemplos modernos:piscina_reference

He aquí la chabola de Edward Cullen, protagonista masculino de la saga Crepúsculo.

50-sfumature-tour-casa

¿Qué decir de la madriguera de magnate multimillonario Christian Grey? (coches de lujo y planeadores no incluidos)

3. Tienes un alto porcentaje de probabilidades de que te salven la vida: ¿Eres torpe?¿Temes por tu vida?¿Alguien te acosa?¿Tu madrastra te ha encerrado en el sótano?¿Has mordido la manzana envenenada de una desconocida porque no tenías una madre que te advirtiese de que no se comen cosas que te den los desconocidos? ¡No te preocupes, ahora con el nuevo Príncipe Azul Propulsion Master 2.0 tu seguridad está asegurada! Advertencia: es probable que llegue en el último momento pero no se preocupe, todos sabemos que llegará.

la-bella-durmiente-beso

4. Le rodea un fenómeno inusual: no vas tener suegra y en el caso de que la tengas, va a ser un amorcito: Olvídate de esas suegras que cuchichean de lo grande que es tu culo, de o mal maquillada que vas o de que su hijo paga toda la hipoteca, estas nuevas mamás están diseñadas para: a) morirse antes de que tu aparezcas en la vida de su retoño y dejando en ellos un instinto protector que van a volcar en ti totalmente (alto porcentaje de este fenómeno en las películas Disney) b) ser absolutamente adorables, desafiando todas las leyes del entendimiento humano.

5. Tienen traumas y lo sabes: Los principes azules son propensos a sufrir traumas a lo largo y ancho de su vida que recaerán sobre ti. Admitámoslo, a un hombre que tras bailar con una mujer desconocida y enamorarse de ella (¿hola?) decide buscarla por todo el dichoso reino paralizando toda la actividad de las jóvenes casaderas no hay que ayudarle a buscar una princesa, hay que ayudarle a buscar un psiquiatra y no hablemos de los príncipes modernos con complejo de Edipo.

cenicienta-y-la-zapatilla-de-cristal

6. Si no te va la idea del matrimonio estás apañá: Partiendo del hecho innegable de que todo príncipe necesita a su princesa (ohhhhh) es lógico que la sucesión de acontecimientos termine en bodorrio para que tu puedas portar tan distintivo título con la cabeza bien alta.

cenicienta1

Una vez hecha esta exposición de motivos vengo aquí a reclamar algo que las mujeres (y los hombres) nos merecemos. Hace mucho tiempo que las cosas han empezado a cambiar, hace mucho tiempo que las mujeres nos podemos salvar a nosotras mismas (esto tampoco es literal, si me voy a caer a la vía del tren agradezco cualquier tipo de colaboración ciudadana) y que los hombres no tienen que jugarse la vida por una damisela en apuros, porque nosotras también sabemos a dónde agarrarnos, hace mucho tiempo que tenemos la capacidad de soportar a la suegra más suegra que haya por el lugar entre tantas otras cosas y que no dependemos de los hombres para cualquier obstáculo que se presenta en nuestra vida.

Si las mujeres hemos crecido, cambiado y evolucionado a ojos de la sociedad desde aquí pido que los Príncipes Azules sigan el mismo camino. Pido que en una sociedad en que estamos exigiendo que se acepten a las mujeres de todas las tallas, edades, alturas, razas, condiciones sexuales y personalidad hagamos lo mismo con los “príncipes azules” y que se acaben los estereotipos que deben cumplir los hombres para convertirse en el hombre perfecto, que no hacen más que retrasar una libertad que merecemos y necesitamos tanto.

Pido príncipes, princesas, mendigos, astronautas, superheroes, marineros, carpinteros, abogados, deportistas, estudiantes, filósofos, albañiles…y los quiero humildes, inteligentes, sinceros, educados y por encima de todo, los quiero reales.

¡Nos vemos en el siguiente post!

X.

Anuncios

3 thoughts on “Los príncipes azules me dan yuyu.”

  1. ¡Hola! Me ha encantado tu entrada y estoy totalmente de acuerdo contigo. Todas alguna vez hemos soñado con un príncipe azul pero creo que con alguien tan perfecto al lado (como los príncipes de Disney) nos acabariamos acomplejando jajaja
    Los tiempos cambian, nosotras también y ellos deben hacerlo ;D
    ¡Besos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s